Boletín

Día Internacional de la mujer

Para reconocer su contribución, el Poder Judicial de Tabasco realizó el 8 de marzo el panel denominado “'Mujeres en un mundo laboral en transformación”, durante el cual el catedrático José Alejandro Sáiz Arnáiz subrayó que las historias y razones de vida en el espacio y ámbito laboral y personal, pueden diluirse hasta construir un futuro deseado, sin que el hombre y la mujer compitan. Durante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en el panel participaron la nutrióloga, Elsy Pérez Sánchez, la jueza civil Silvia Villalpando García; la psicóloga, Erika Alana García; Thania Isela Winzing Gómez, maestra de la Escuela Estatal de Artes y el escritor y sacerdote Ricardo Bulmez, a los que la magistrada Rosa Isela Gómez Vázquez les dio la bienvenida en nombre del presidente del Poder Judicial, Jorge Javier Priego Solís. Así, mientras Pérez Sánchez aseguró que para alcanzar el éxito laboral, los factores que le ayudaron fueron la constancia, disciplina y motivación, toda vez que “puede más el ejemplo que mil palabras”, la jueza civil Silvia Villalpando García, destacó que como mujeres es difícil compaginar lo familiar con lo laboral, pero se congratuló de haber aceptado el reto de ascender laboralmente y simultáneamente ser madre. En tanto, la maestra Thania Isela Winzing Gómez destacó que las cosas se hacen por decisión de querer hacerlas y no abandonar los sueños de salir adelante, y aconsejó a que la gente baile, pinte, escriba o realice su actividad preferida. “Lo mejor de la vida es bailar, bailar por la vida y por lo que más se desea”, expresó. A su vez, Ricardo Bulmez, escritor y experto en desarrollo humano, destacó que toda persona que sufre, odia, y en ese sentido, las personas que no ríen no aman. El sacerdote de origen venezolano indicó que en el mundo ya no hay el brillo del amor que es la alegría, por lo que instó a recuperarla y a cumplir los sueños, pero despiertos. Advirtió que en la actualidad se requiere de salud, justicia y fe, no solamente de médicos, abogados y sacerdotes. El brillo del amor es la alegría y con él se trabaja mejor, el mejor afrodisíaco es la alegría, manifestó ante los asistentes al auditorio Antonio Suárez Hernández, al que acudieron integrantes de la institución para conmemorar esta fecha. Al final del encuentro, la consejera de la Judicatura, Maribel Quintana Correa entregó reconocimientos a los participantes en nombre del magistrado Priego Solís.

Para más información.

Quejas, Comentarios o Sugerencias

Enviar