Poder Judicial del Estado de Tabasco

Youtube        

Capacitan a abogados en litigio con perspectiva de género



Villahermosa, Tab., 20 de febrero de 2020.                                       No.- 017.

 

Por primera vez en México

Capacitan a abogados en litigio

con perspectiva de género

·        Nadia Sierra Campos, funcionaria de Secretaría de Gobernación, imparte taller de litigio auspiciado por el Tribunal Superior de Justicia

·        La directora de Asuntos Jurídicos, Promoción de Derechos Humanos y Atención a Víctimas de Conavim plantea necesidad de cambiar perspectiva del litigio, no desde el formatito de antaño

·        Violencia contra las mujeres se ha incrementado y deben cambiar políticas públicas; ya no es suficiente el discurso de cartelitos

 

Casos indignantes como los de Ingrid y Fátima pudieron evitarse si hubieran recibido atención adecuada con perspectiva de género, subrayó Nadia Sierra Campos, directora de Asuntos Jurídicos, Promoción de Derechos Humanos y Atención a Víctimas de Conavim, al impartir en Tabasco el Taller de litigio con perspectiva de género, auspiciado por el Tribunal Superior de Justicia.

Consideró necesario que las universidades incluyan en sus planes curriculares la materia Perspectiva de género, para que se garantice el acceso de justicia a las mujeres. “En las facultades de Derecho estos temas no se imparten, y ha sido tanto el Movimiento Amplio de Mujeres como el feminista, el que ha estado impulsando que estos casos se aborden desde ese punto de vista, justo para generar un equilibrio entre las partes, y visibilizar la violencia que se ejerce contra las mujeres”, anotó.

 

Indicó que es impredecible saber si se va a cometer un asesinato, pero existen indicios para prevenir los feminicidios.

 

La funcionaria de la Secretaría de Gobernación (Segob) explicó que este es el primer taller de litigio dirigido a abogados del país, por lo que destacó el apoyo del presidente de la institución, Enrique Priego Oropeza, para abordar un tema sensible en coordinación con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que ha intensificado su trabajo con los poderes judiciales locales de México.

 

 La intención es brindar herramientas a los litigantes, para que incorporen esta perspectiva en sus demandas, en el planteamiento de hechos, en el ofrecimiento de pruebas, incluso en los alegatos para llegar a una sentencia y lograr la reparación del daño en la ejecución de sentencias, señaló.

La también consultora externa de la ONU aseveró que la colaboración con el Poder Judicial de Tabasco permite el diálogo que debe existir naturalmente entre abogados y operadores jurídicos, no la confrontación.

          A su vez, la titular de la Unidad de Igualdad de Género y Derechos del tribunal tabasqueño, Irma Salazar Méndez, sostuvo que es necesaria la defensa de género. Los grupos vulnerables necesitan ser representados y protegidos por quienes tienen conocimientos de técnicas de litigio, como una herramienta de cambio y de promoción de los derechos humanos.

El litigio debe ser instrumento garante de la reparación del daño individual a las víctimas y contribuir a reformar leyes y políticas violatorias de derechos fundamentales, expresó al exhortar a educar en la información para generar conciencia a favor del respeto a la vida y dignidad de las personas, sobre todo de minorías y comunidades vulneradas.

No basta con cartelitos y folletitos

Ante Balbina Hernández Alarcón, directora adjunta de la Unidad de Igualdad de Género de la Conavim, Nadia Sierra Campos aseguró que en la medida en que la comunidad de abogados atienda la violencia contra mujeres con una perspectiva distinta, “no desde el formatito que ya tienen la computadora y que han utilizado por años”, sino al analizar hechos, pruebas y contextos y planteen litigios de otra manera, también obligará a los jueces, magistrados a analizar los casos de manera distinta.

Agregó que el tema de género debe ser ejercicio cotidiano, porque la dinámica de sociedades inmersas en relaciones de género dispares                    --inculcadas mediante comportamientos, conductas sociales y culturales--, permean a leyes e instituciones como la forma en que debes juzgar y cómo tendrías que plantear los hechos.

Es importante que las abogadas sepan defender casos de violencia contra mujeres y utilicen estas categorías de análisis, debido a que pese a que no se sabe cuándo se cometerá un homicidio hay señales e indicios de la violencia contra este sector de la población que van a tener como consecuencia que en algún momento quiten la vida a una fémina y al detectar estas señales pueden prevenir feminicidios.

La directora de Asuntos Jurídicos de Conavim mencionó que los altos índices de violencia registrados en México tienen que ver con que la situación se visibiliza más. “Lo privado dejó de serlo y pasó al ámbito público ha generado interés, pero también hay violencia incrementada, la saña y crueldad con la que se cometen ilícitos, no solamente los feminicidios”, dijo.

Y para muestra el caso de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos Ortiz, de 26 años, quien fue quemada con ácido, heridas que le han producido secuelas no solamente a nivel emocional, sino también físico, pero este no es el único caso en el país.

Detalló que cuando la comisión nacional buscó atención para María Elena en instituciones de salud de tercer nivel, el Instituto Mexicano del Seguro Social dio a conocer registros de más de cien casos de ese tipo de los que no se había informado con anterioridad. En el caso de Ríos Ortiz, una activista defensora de derechos humanos, se buscó apoyo y se dio difusión al hecho.

La especialista manifestó que estas agresiones plantean la necesidad de cambios a nivel de políticas públicas, prevención y atención para determinar qué es lo que se debe hacer distinto.

Y observó:

“El discurso de antes, de los cartelitos, del folletito no está siendo suficiente y este tipo de talleres que promueve el Tribunal Superior de Justicia permiten ver que el tema importa y en el caso del magistrado Enrique Priego, se ve está muy decidido a trabajar en ello,  incluso le ha apostado a la unidad de género para que estos temas salgan a la luz y que no se  genere impunidad

“Conforme tú vayas sentenciando más casos también hay un nivel reeducativo en el que se dice ‘Ah caray, sí me van a sancionar’. Eso va generando también una transformación social y cultural. Mientras tú permitas más, los juicios tardan más y se genera una sensación de impunidad que no te acerca la justicia”,  apuntó.

Estimó importante imponer sentencias ejemplares que contemplen la reparación de daños a las víctimas --solamente existe una sentencia de cien años de prisión en el país--, ya que una sanción de esta naturaleza  incide en el ánimo de la sociedad inmersa en el hartazgo en el que pareciera que a nadie le importan las mujeres, que no se atiende la violencia, y como ejemplo están las protestas en la Ciudad de México, pero que se reflejan en el resto de la Nación.

El taller de litigio con perspectiva de género se podría impartir exclusivamente a actuarios, jueces y magistrados, pero abrirlo  a los abogados, los usuarios de la justicia, es importantísimo, así como  también empezar a trabajar material informativo muy práctico para la sociedad, ya que el lenguaje jurídico que es muy complejo, está lleno de tecnicismos. Esto ayudaría a que la justicia sea más cercana a la gente, finalizó. 

 

***

 

Galeria de Fotos


Destacados


Lista de acuerdos

Correo electrónico

Boletines

Edictos

Escuela Judicial

Revista Nexo Jurídico

Informes de Labores

Declaración Patrimonial

Convocatorias

Consignaciones y Pagos

Acuerdos del Pleno

Magistrados del TSJ

Logo de whatsapp