Boletín

Avanzamos en igualdad entre hombres y mujeres: Margarita Luna Ramos

Villahermosa, Tab., 26 de noviembre de 2019.                                    No.- 145.

 

Avanzamos en igualdad entre hombres y mujeres: Margarita Luna Ramos

·        La ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación fue reconocida por su trayectoria en la judicatura federal

·        Firma el Poder Judicial de Tabasco convenios con seis  instituciones y organismos gremiales para robustecer la capacitación de su capital humano

·        Hay que dignificar a las mujeres en los hechos, plantea el presidente de la primera sala penal, Gregorio Romero Tequextle

 

Aunque hay mucho camino por recorrer, el cambio es realmente notable en la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en México y de ello ha dado cuenta el Comité de Seguimiento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer  (Cedaw), afirmó Margarita Beatriz Luna Ramos, ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a quien este martes le fue reconocida su trayectoria de más de 44 años al servicio del Poder Judicial de la Federación.

         La directora del Instituto de Especialización del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México manifestó que como titular del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación fue testigo del reconocimiento que el comité de seguimiento hizo a la Suprema Corte en julio del año pasado durante su periodo de sesiones en Ginebra, Suiza, por los criterios dictados en materia de igualdad de género.

         Citó entre ellos las garantías para evitar que la carga de la prueba recaiga en una mujer embarazada cuando demanda despido injustificado; el derecho del varón para cobrar pensión por viudez o a que sus hijos ingresen a las guarderías del gobierno --con lo que se declararon inconstitucionales artículos de las leyes del IMSS y el ISSSTE--, o el mandamiento para que las trabajadoras domésticas accedan a prestaciones de seguridad social por medio de una reforma legal que atienda la recomendación 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Ante Ricardo León Caraveo, secretario Técnico y de Seguimiento Gubernamental, y el presidente de la primera sala penal del Tribunal Superior de Justicia, Gregorio Romero Tequextle, aseveró que el máximo tribunal de México ha determinado criterios legales para lograr la igualdad de derechos entre hombre y mujer. “Es lo que queremos los mexicanos, queremos dejarle a las nuevas generaciones un México más equitativo, pero sobre todo un México más justo”, puntualizó al recibir la presea Guadalupe Cano de Ocampo, de manos de la presidente de Abogadas de Tabasco, María de los Ángeles Frías Sánchez.

La mujer, pacificadora social

Durante el evento en el que el Tribunal Superior de Justicia de Tabasco firmó convenios de colaboración para ampliar los alcances de la capacitación con seis instituciones y sociedades gremiales, el magistrado Gregorio Romero Tequextle, representante del titular de la institución, Enrique Priego Oropeza, resaltó las aportaciones de las mujeres a la sociedad y la importancia de dignificarlas en los hechos.

El documento lo signaron --además de Luna Ramos que lo hizo como testigo de honor--, Rigoberto Riley Mata, presidente del Tribunal Electoral de Tabasco (TET); Maday Merino Damián, titular del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCT); Rosselvy Domínguez Arévalo, presidente de la Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales; Yolidabey Alvarado de la Cruz, vicepresidente de la Asociación de Magistradas y Magistrados Electorales Locales, así como Nelly del Carmen Vargas Pérez y Sheila Guadalupe Cadena Nieto, directoras de los institutos Estatal de las Mujeres, y de la Juventud y el Deporte de Tabasco. 

Romero Tequextle, quien firmó a nombre del Poder Judicial, sostuvo que el trabajo diario, el respeto hacia las mujeres no sólo las honrará sino también honrará a los hombres, y exhortó a que los esposos respeten a sus esposas, los hijos amen a sus madres y los hermanos respeten y quieran a sus hermanas, porque “sin ellas falta el amor y el cariño que todos necesitamos”.

Consideró satisfactorio culminar las actividades conmemorativas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con la conferencia Criterios relevantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de violencia contra las mujeres, disertada por quien concluyó el periodo de 15 años como ministra del alto tribunal el pasado 18 de febrero.  

En tanto, Ricardo León Caraveo expresó que para que las sociedades avancen y se refuerce el proceso civilizatorio es menester resaltar el rol pacificador de la mujer, porque una sociedad en paz solamente es posible con una mujer en paz que fortalezca los valores familiares.

Recordó que en esta gran empresa de educación social las mujeres forman a los hijos y sensibilizan a los esposos, por lo que hizo un llamado a vivir la equidad de género en la vida cotidiana, la calle, la familia, las aulas y las instituciones. Muchas veces hombres y mujeres inconscientemente podemos ejercer violencia con nuestras actitudes, comentarios e indiferencia hacia el tema, sentenció.

En la ceremonia llevada a cabo en el auditorio Antonio Suárez Hernández, el rector de la Escuela Libre de Derecho y Jurisprudencia de Tabasco, Javier Vargas Ramón, informó la decisión de esa casa de estudios para instaurar el reconocimiento Margarita Beatriz Luna Ramos a la estudiante con mejor promedio, lo que la jurista chiapaneca agradeció sobre todo “si el reconocimiento es de mi gremio. Y en especial del gremio femenino, es muy significativo”.

         Y apuntó:

“Mi carrera judicial no tiene ninguna importancia, hice lo que hemos hecho los que nos gusta la carrera. Empecé a trabajar en un juzgado de distrito, seguí en el Poder Judicial de la Federación por casi 44 años, no me faltó un solo puesto. Fue hacer lo que me gustó siempre y hacerlo con el mayor de los gustos”.

Relató que a partir del 19 de febrero de 2004 tuvo el privilegio de ocupar uno de los 11 lugares como ministra del máximo tribunal del país y fue compañera de la hoy secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“En 15 años disfruté mi estancia en el máximo tribunal. Soy una privilegiada de la vida por haber podido colaborar en la edificación de nuestra vida democrática”, exclamó.

   Explicó que el origen de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer parte de una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas a raíz de la muerte de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, muertas el 25 de noviembre de 1960 por órdenes del dictador dominicano Leónidas Trujillo.

Indicó que no es un festejo sino una conmemoración porque no se festeja que se evite la violencia.

Luna Ramos se refirió también al avance que han tenido las mujeres en el reconocimiento de sus capacidades y oportunidades para contribuir al progreso social. Dijo que a partir de que Adolfo Ruiz Cortines otorgó en 1953  el derecho al voto a las mujeres, Ermila Galindo se postuló para una diputación y el 16 de mayo de 1961 Cristina Salmorán de Tamayo fue nombrada ministra de la Suprema Corte.

La oaxaqueña Salmorán de Tamayo abrió camino a otras abogadas y después vendrían juristas como Gloria León Orantes y Livier Ayala Manzo durante el sexenio de José López Portillo.

Fue durante el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado cuando casi la mitad de los ministros eran mujeres. Éstas fueron Fausta Moreno Flores, Martha Chávez Padrón de Velázquez, Victoria Adato Green, Irma Cué Sarquis de Duarte, y Clementina Gil Guillén de Lester.

Posteriormente arribaron al supremo tribunal Olga María del Carmen Sánchez Cordero de García Villegas y la propia Margarita Beatriz Luna Ramos, quienes fueron relevadas por Norma Lucía Piña Hernández y Yasmín Esquivel Mossa.

Ponderó la llegada de la costarricense Elizabeth Odio Benito a la presidencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), a partir del próximo 1 de enero y de una ministra más a la Suprema Corte de Justicia mexicana, de acuerdo a la intención del Presidente de la República para postular a una terna de abogadas para ese puesto.

Margarita Luna mencionó que en 200 años el supremo tribunal de la Nación  ha contado con aproximadamente 500 ministros y de ellos únicamente 12 han sido mujeres. “La diferencia ha sido mucha”, anotó.

***

Para más información.

Quejas, Comentarios o Sugerencias

Enviar

Campaña #AquiEstoy

  • 1.Poster_banano.jpg
  • 10.Poster_Habanero.jpg
  • 11.Poster_campo.jpg
  • 2.Poster_fabrica.jpg
  • 3.Poster_noche.jpg
  • 4.Poster_playa.jpg
  • 5.Poster_celular.jpg
  • 6.Poster_ciudad.jpg
  • 7.Poster_maiz.jpg
  • 8.Poster_mujer.jpg
  • 9.Poster_silla.jpg