Boletín

Capacitación a personal del sistema penal acusatorio para evitar irregularidades

Villahermosa, Tab., 10 de julio de 2019.                                          No.- 090.

 

Capacitan a personal

 del sistema penal acusatorio

·        En el Centro de Especialización Judicial, los jueces Patricia Anastasio López y Ludwig Ovando Ramón impartieron el curso La actuación de los jefes de unidad de causa

·        Advirtieron que estos funcionarios no realizan su labor de manera correcta o no cumplen los plazos que la ley establece pueden incurrir en responsabilidades administrativas o penales

 

En el sistema penal acusatorio y oral todos trabajamos en equipo como si fuera una fábrica, si alguna parte deja de funcionar todo se ve afectado,  aseveró la jueza Patricia de los Ángeles Anastasio López, quien impartió el curso La actuación de los jefes de unidad de causa con su homólogo Ludwig Ovando  Ramón, como parte del proceso de formación continua del personal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

El juez Ludwig Ovando explicó que con el curso se dio seguimiento a la serie de capacitaciones denominadas Prácticas forenses de actas mínimas, que se desarrolló durante dos meses en Macuspana, Centro, Cárdenas y Comalcalco, para asegurar que las audiencias transcurran sin irregularidades.

Detalló que los jefes de unidad de causa constituyen pieza importante para la gestión de las causas penales, porque dan trámite a las solicitudes escritas de las partes, presentan los proyectos a los jueces, son los encargados de girar los oficios y vigilar la actuación de los notificadores.

Si no realizan su labor de manera correcta o no cumplen los plazos que la ley establece pueden incurrir en responsabilidades administrativas o penales y dependiendo de la gravedad pueden hacerse acreedores a amonestaciones, suspensiones, medidas cautelares o el cese definitivo de sus cargos. De ahí la importancia que como servidores judiciales se capaciten continuamente, enfatizó quien se ha desempeñado como juez de paz, mixto, penal y actualmente como juez de control y de tribunal de juicio oral.

Doctor en Derecho Público por la Universidad del Sur, y maestro en Derecho Constitucional, Amparo y Derechos Humanos por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), el juez Ovando Ramón afirmó que este tipo de cursos permite que todos los que participan en el sistema penal acusatorio y oral estén en la misma sintonía, hace posible repasar conocimientos y aclarar dudas en cuanto a su actuación como servidores públicos, dijo.

La jueza Patricia de los Ángeles indicó que los jefes de unidad de causa tienen la obligación de saber cuál es el procedimiento respecto a los plazos en que deben acordarse las promociones, cuáles son los términos para determinar audiencias y la fase del procedimiento.

Que ellos tengan conocimiento de las funciones que realizan y la interacción con los jefes de sala permite que todo el engranaje funcione, de no ser así, todo se ve afectado, comentó quien ostenta una maestría en Impartición de Justicia por la UJAT.

Anastasio López inició carrera en la institución como secretaria judicial y paulatinamente fue ascendiendo en el escalafón como auxiliar de magistrado, jueza penal, de paz, de adolescentes y finalmente, jueza de control  y jueza de enjuiciamiento de tribunales para adultos y adolescentes.

Con esa experiencia, observó que el sistema penal acusatorio exige dejar atrás vicios y pensamientos que se tenían con el sistema mixto tradicional. “Aquí no hay cabida para ellos, porque lo que se exige es la máxima publicidad, la transparencia en lo que se vaya a resolver. Por eso debemos ajustarnos a las normas y a lo que la Constitución  marca, para efectos de que la gente quede convencida de nuestras resoluciones”, estableció.

Recomendó por ello evitar usar términos demasiado técnicos, optar por términos sencillos, a manera de que quien lea un auto judicial --o mandato judicial-- puede entender. De ahí que la redacción será uno de los temas en los que se hizo énfasis ya que en ocasiones los servidores públicos son demasiado legalistas, cortos o  toscos al momento de redactar algún documento.

Reconoció la labor de los jefes de unidad de causa, gente preparada con muchos años de experiencia en el Poder Judicial, la cual ha brindado lo mejor de sí y sus conocimientos para que el sistema acusatorio funcione.

Celebró que por medio del Centro de Especialización Judicial el tribunal tabasqueño constantemente realice cursos y talleres, así como el esfuerzo de la institución para unificar criterios, ya que entre los mismos jueces existen diferencias al momento de resolver un asunto con características similares. Pero no sólo en ese caso sino también es necesario unificar criterios respecto a las peticiones que realizan los fiscales del Ministerio Públicos o la defensa, porque también ellos discrepan respecto a determinados asuntos.

Por tanto, lo que se busca es obtener una solución para que no haya contradicciones en las determinaciones jurídicas de los jueces y evitar que los defensores o fiscales digan: “Yo prefiero con tal juez, porque él me resuelve de esta o de tal manera”, apuntó.

***

Para más información.

Quejas, Comentarios o Sugerencias

Enviar